COICA demanda a los Gobiernos la efectiva protección a las y los defensores Indígenas

0
638

C

Madrid, 12 de diciembre de 2019.- Adolfo Chávez, coordinación del Área de Relaciones Internacionales y Cooperación de la Coordinadora de Organizaciones Indígenas de la Cuenca Amazónica (COICA), demandó a los Estados de América Latina y el Caribe la pronta implementación del Acuerdo de Escazú, primer acuerdo regional que incorpora mecanismos de protección a los defensores de tierra, territorio y medio ambiente. “Nos parece muy importante que el Acuerdo pueda avanzar en la práctica. Mientras no haya 11 ratificaciones esto no puede entrar en vigor. Eso nos preocupa”, indicó.

Los defensores y defensoras indígenas luchan por los derechos de la tierra y el territorio. El derecho territorial y a un medio ambiente sano no pueden separarse. Así, los defensores indígenas son pues defensores y defensoras de tierra, territorio y medio ambiente, siendo el Acuerdo de Escazú una herramienta vital para su protección.

Adolfo Chávez reiteró que la COICA, a través de su Programa de Defensa de Defensores y Defensoras Indígenas, se suma al llamado para que los países de la cuenca amazónica implementen este instrumento. Ello radica en la importancia del numeral 9 del Acuerdo, que se enfoca en el derecho humano a defender. Sus declaraciones las ofreció en el side event, “Advancing climate action through Escazú Agreement standards in Latin America and the Caribbean”, en el marco de la COP25.

Programa de Defensores y Defensoras: la respuesta frente a las amenazas en la cuenca amazónica

Son diversas las amenazas que enfrentan los y las defensoras indígenas en la Amazonía, actividades ilegales, persecuciones de actores externos, las políticas agresivas de inversiones a costa de respeto de los derechos humanos, la criminalización, conflictividad por superposición de operaciones extractivas y de infraestructura en territorios indígenas, entre otras. De este modo, son los mismos pueblos los que vienen elaborando mecanismos de protección ante este incremento de amenazas. 

Adolfo Chávez del pueblo tacana en Bolivia, narró su experiencia al ser perseguido por defender su territorio. “Decir que no pasa ni una carretera, mientras no seamos consultados, eso tuvo un precio: estar cuatro años fuera de mi país”. Rescató que la construcción de estrategias para hacer frente a estas vulneraciones “La COICA tiene una herramienta que hemos empezado a construir, el Programa de Defensa de Defensores y Defensoras Indígenas, para proteger a los hombres y mujeres que defienden la Amazonía y que no se siga sumando el calentamiento global de la tierra”.

Adolfo Chavez – Coordinador de Relaciones Internacionales y Cooperación – COICA

Programa de Defensa a Defensores y Defensoras de la COICA, con el soporte técnico de Derecho, Ambiente y Recursos Naturales (DAR) junto con otras organizaciones aliadas, tiene con el objetivo de desarrollar mecanismos para la atención inmediata y efectiva de defensoras y defensores indígenas amazónicos que se encuentran bajo situaciones de amenaza, violencia, criminalización y persecución, en un escenario de vulneración de sus derechos y sus territorios, con una perspectiva de género, preventiva y colectiva. Asimismo, cuenta con una hoja de ruta de su participación en proceso de Escazú y el fortalecimiento de justicia ambiental, con enfoque indígena.

En ese sentido, precisó que si bien el acuerdo promueve a los pueblos indígenas. “Nosotros tenemos unas directrices que vamos aplicando en nuestros territorios. Sabemos que la defensa por el cambio climático es transversal: indígena, no indígena, científicos, estudiosos y en general. Creo que ese principio de dar un futuro mejor a nuestras generaciones está en manos de todos”, puntualizó.

Agregó que si parte de sus propuestas son “la coadministración de la justicia indígena. La justicia indígena debe ser implementada en todos los pueblos indígenas. Sin este principio, no podríamos nosotros los pueblos tener mucho futuro”. Por ello, consideró importante que hayan sinergias entre la justicia ordinaria y la justicia indígena paras evitar atropellos al momento de administrarse la justicia.

Aida Gamboa- DAR Perú

Aída Gamboa de DAR, quien compartió panel con Adolfo Chávez, resaltó lo valioso que más organizaciones nacionales e internacionales como la COICA se sumen a este proceso de firma y ratificación, el cual ha sido promovido por el colectivo de organizaciones de sociedad civil. Felicitó que “la COICA ha reproducido el Acuerdo de Escazú para todas compartir a todas sus bases nacionales”. También señaló que la adhesión de más actores va contribuir con la vigilancia en el proceso de implementación

Adolfo Chávez finalizó su intervención dejando una pregunta a los Estados ¿están dispuestos a implementar como corresponde el Acuerdo de Escazú? Si pasa mucho tiempo, sería una decepción para nosotros, los pueblos indígenas.

NOTA DEL EDITOR:

  • El Acuerdo de Escazú que promueve la aplicación efectiva del derecho de acceso a la información, participación y justicia en asuntos ambientales. Es un vinculante y cuenta con un artículo en materia de defensores ambientales. Al cierre de esta edición 22 países lo han firmado y 5 países lo han ratificado, se necesitan once para que entre en vigor.
  • El side event fue organizado por la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), World Resources Institute (WRI), The Access Initiative, CIVICUS – World Alliance for Citizen Participation, FIMA de Chile, DAR de Perú, Fundación Ambiente y Recursos Naturales (FARN de Argentina), The Elders y la COICA.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí