Alto a la destrucción minera de pueblos y selvas en Venezuela y países amazónicos

 

La COICA como articulación de 4000 comunidades asociadas en 400 federaciones unificadas en 9 confederaciones nacionales de los 9 países amazónicos, llama a la solidaridad  mundial con los 20 pueblos indígenas (Pemón, Yanomami, Yekuana, Piaroa, Yabarana, Kariña, Curripaco Piapoco, Sanema, Yanam, Maco, Bianiva y otros) y población en general de Venezuela afectadas (contaminación, mercurio, VIH, alcoholismo, mafias, violencia) por la agresión minera (oro, uranio, diamantes, coltán, hierro, níquel) en los estados de Amazonas (184,000kms) y Bolívar, que destruyen las selvas amazónicas y del Orinoco (111,843 kms)  como son los ríos Atabapo, Guainía, Sipapo, Guayapo, Alto Cuao, Ocamo, Maniapiare, Ventuari, Parucito-Majagua, Parú, Asita, Siapa.

El gobierno de Venezuela, promueve la expansión minera en esas regiones, sin ninguna consulta previa, ni controles ambientales, violando su constitución nacional (arts. 119,121, 127) y encima con fuerte intervención burocrática y militar en los negocios mineros. Hay una extraña sociedad entre el “gobierno revolucionario bolivariano” y la voracidad de 150 transnacionales de USA (Guaniamo), Canadá (Barrick), China (Yankuan), Inglaterra, Rusia, Sudáfrica y otros; a quienes han entregado contratos por decenas de años. Esa agresión “legal”,  abre paso también a la “ilegal” de 10,000 mineros invasores adicionales, y empuja  una ola masiva de colonización sobre territorios indígenas.  Y todo ocurre, con la calculada actitud de la oposición política de derecha al gobierno, cuya discrepancia parece reducirse en disputar quien y como va beneficiarse de las ganancias petroleras y mineras, pero sin poner en el primer plano el terrible impacto sobre los pueblos indígenas y de todo Venezuela por las agresiones a los recursos hídricos (90% afectado), de biodiversidad y ambientales, en alrededor del 12% del territorio nacional.

 

Llamamos a la urgente solidaridad internacional con la resistencia indígena y la lucha ejemplar de la Organización Regional de Pueblos Indígenas de Amazonas (ORPIA) y del Coordinación de Organizaciones Indígenas de Amazonas (COIAM) en defensa de los derechos colectivos de los pueblos, así como ambientales y constitucionales. Resistencia indígena que va cobrando sus víctimas, como el asesinado del hermano Freddy Menare (12.5.17) líder Piaroa y de la Organización Indígena Pueblo Uwottuja del Sipapo (Oipus); que se añaden a la del líder Yukpa Sabino Romero (asesinado años atrás por la mafia terrateniente local en Zulia) y  el antiguo y largo etnocidio del pueblo Yanomami.

 

La “locomotora” minera está golpeando a las selvas, no solo en Venezuela, sino también en Brasil (Xingú), Ecuador (pueblo Shuar), Colombia (Vaupés, Inirida), Perú (Madre de Dios, Amazonas, Putumayo), Guyana Francesa (Montagne D’Or), por lo cual la COICA en su próximo Consejo Ampliado de las 9 confederaciones (Pucallpa,  17-21 julio 2017) analizará un plan de acción de movilización indígena internacional para afrontar esta gran amenaza y convoca a la solidaridad y cooperación, para articular las acciones y alianzas que reclama este desafío.

 

Consejo Directivo COICA / 02.07.17

comunicado COICA MINERIA

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *