GUARDIANES DEL BOSQUE COMPARTIENDO CONOCIMIENTOS ANCESTRALES

0
240

Los Pueblos Indígenas y comunidades locales de países con bosques tropicales obtienen un reconocimiento sin precedentes, de sus derechos y sus conocimientos para prevenir la deforestación y proteger los ecosistemas en la batalla contra el cambio climático a nivel mundial.

Los principios de colaboración, firmados esta tarde en San Francisco, California en el marco del GCF con 38 gobernadores del mundo y pueblos indígenas de distintas regiones del planeta.

Se insta a los actores políticos, económicos y de la sociedad civil a comprometerse con los pueblos en la Cumbre Mundial de Acción Climática para detener la destrucción de los bosques que todos han prometido proteger.

San Francisco, California 11 de Septiembre de 2018.  Después de una década de permanecer al margen durante los debates sobre la mejor forma de frenar el cambio climático salvando los bosques tropicales del mundo, los líderes indígenas y comunitarios de Indonesia, Mesoamérica y la Amazonía convocaron hoy a los participantes de la Cumbre Global de Acción Climática #GACS2018 para actuar en la primera decisión tomada por un grupo políticamente poderoso de actores para reconocer los derechos territoriales indígenas como vitales para detener la destrucción de valiosos bosques y otros ecosistemas.

La Alianza de los #GuardianesdelBosque, compuesta por la Articulación de los Pueblos Indígenas de Brasil (APIB), la Coordinación de Organizaciones Indígenas de la Cuenca Amazónica (COICA), la Alianza de Pueblos y Bosques de Mesoamérica (AMPB) y la Alianza de Pueblos Indígenas de Indonesia Archipiélago (AMAN) emitió hoy una declaración marcando la decisión de la Fuerza de Tarea de Gobernadores sobre Cambio Climático y Bosques (GCF Task Force), para respaldar un conjunto histórico de “Principios Rectores para la Colaboración y Asociación entre Gobiernos Subnacionales, Pueblos Indígenas y Comunidades Locales” (EN, ES, FR, ID, PT).

“Pedimos al mundo que reconozca nuestra capacidad de proteger los bosques que son fundamentales para prevenir el cambio climático” dice la Carta de San Francisco de los Guardianes del bosque. Los principios comprometen a los gobernadores del GCF a respetar los derechos de los pueblos de los bosques sobre sus tierras y recursos y a cumplir con las normas mundiales, incluida la Declaración de las Naciones Unidas sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas (DNUDPI); la Declaración de Nueva York sobre los Bosques; el Acuerdo de París y el Convenio 169 de la Organización Internacional del Trabajo sobre Pueblos Indígenas y Tribales, que otorga a los pueblos indígenas el “consentimiento libre, previo e informado” para cualquier actividad que afecte a sus comunidades o sus tierras.

“Con la aprobación de estos principios por parte del GCF en la víspera de la cumbre climática aquí en San Francisco, hemos cumplido con las demandas de los Pueblos Indígenas y las comunidades locales de nuestros territorios”, dijo Tuntiak Katan, Vice coordinador de la Coordinadora de los Pueblos Indígenas de la Cuenca Amazónica COICA que representa a los grupos electos de liderazgo de los nueve países de la Amazonía. “Nuestros pueblos nos enviaron aquí para defender los derechos de nuestras tierras y de las tierras de todos los pueblos de los bosques, pero el compromiso de reconocer nuestros derechos es solo el comienzo. Ahora todos debemos ir a casa a nuestros territorios y ayudar a estos gobernadores a cumplir sus promesas”.

El Grupo de trabajo del GCF se diseñó para avanzar en los enfoques de desarrollo de toda la jurisdicción con el objetivo de reducir las emisiones de carbono. Desde su primera reunión en 2009, el Grupo de Trabajo del GCF ha triplicado su membresía a gobernadores de estados en diez países (Brasil, Colombia, Ecuador, Indonesia, Costa de Marfil, México, Nigeria, Perú, España y los Estados Unidos).

En el 2014 la alianza global de líderes indígenas y comunitarios de COICA junto a la Alianza de Pueblos Indígenas del Archipiélago (AMAN) de Indonesia y la Alianza Mesoamericana de Pueblos y Bosques (AMPB) – comenzaron a asistir a la reunión anual del GCF, utilizando en las reuniones un creciente cuerpo de evidencia para promover su capacidad de superar a todos los demás administradores forestales y abogando por un papel formal en cualquier decisión futura que el GCF pueda tomar sobre sus bosques frente al cambio climático.

“Los principios que fueron aprobados hoy por el GCF se desarrollaron a través de un proceso meticuloso dirigido a construir consenso con los líderes locales en países de bosques tropicales, que representan a millones de personas de comunidades indígenas y rurales”, dijo Rukka Sombolinggi, secretaria general de AMAN. “Apreciamos todo lo que la sociedad civil mundial ha hecho para ayudarnos a aumentar la visibilidad de nuestra batalla por los derechos y el terrible precio que hemos pagado por la protección de nuestros bosques. Con esta decisión, el GCF adopta los principios que propusimos y desarrollamos, y hemos demostrado que estamos listos para hablar y defendernos por nosotros mismos. No necesitamos intermediarios”.

Un cuerpo creciente de evidencia científica apoya el enfoque del Equipo de Trabajo del GCF sobre los pueblos indígenas como vital para la conservación de los bosques. Un estudio publicado este año por científicos del World Resources Institute y el Banco Interamericano de Desarrollo muestra que entre 2000 y 2012, las tasas de deforestación dentro de comunidades indígenas legalmente reconocidas en la Amazonia brasileña fueron siete veces menores que en tierras más allá de estas fronteras y en la Amazonía colombiana, las tasas fueron tres veces más bajas. Sin embargo, globalmente, la deforestación tropical sigue siendo un problema devastador. Impulsado por el desmonte para la agricultura en los trópicos, la pérdida de la cobertura arbórea en los países tropicales de todo el mundo ha aumentado constantemente durante los últimos 17 años. Un análisis de los datos de Global Forest Watch (GFW), publicado en junio, revela que se perdieron 15,8 millones de hectáreas (39,0 millones de acres) de cobertura de árboles en los trópicos en 2017, un área del tamaño de Bangladesh.

Las industrias de la agricultura, la silvicultura y el uso de la tierra están causando alrededor de un cuarto de todas las emisiones globales de gases de efecto invernadero. La conservación de los bosques, por otro lado, representa la “solución climática natural” más rentable y podría contribuir significativamente a mantener el calentamiento global por debajo de los 2 °C, según un estudio de 2017 en las Actas de la Academia Nacional de Ciencias. “Está claro que los compromisos climáticos contraídos en el más alto nivel de gobierno en París en 2015 no han logrado reducir la deforestación, ni han detenido la violencia contra los defensores del medio ambiente, incluidos nuestros pueblos”, dijo Levi Sucre Romero, Coordinador de la Junta Ejecutiva de la AMPB. “Si los bosques son la solución al cambio climático, entonces somos la solución para detener su destrucción.

Al tiempo que abrazan los objetivos del GCF y los principios que los gobernadores aprobaron hoy, los líderes brasileños de la APIB dicen que abogarán por expandir el programa para cubrir los derechos de las comunidades cuyas casas están en las sabanas y otros paisajes que están asediados en Brasil debido a la creciente demanda mundial de carne, soja, aceite de palma, energía hidroeléctrica y riqueza mineral. “Nos sentimos cómodos apoyando esta nueva iniciativa que nos permitirá tratar directamente con gobernadores y agencias estatales en la defensa de nuestros derechos, ya que son más accesibles que el gobierno nacional en todos los sentidos “, dijo Dinamam Tuxã, abogada y codirectora de APIB. “Podemos demostrar hasta qué punto la destrucción de los biomas vecinos ejerce presión sobre el Amazonas. No existe un ecosistema aislado de ningún otro, y los pueblos indígenas que protegen el cerrado tienen un papel fundamental en la lucha contra el cambio climático y en la protección de los ríos que alimentan a los bosques tropicales”.

Al pronunciar su declaración hoy, junto al gobernador Brown la Alianza de Guardianes Forestales dijo “Estamos aquí para exigir nuestros derechos, proteger nuestro conocimiento tradicional y detener la destrucción de nuestros bosques y la criminalización y asesinato de nuestros pueblos”. También exigimos que los fondos climáticos que nos respaldan para proteger los bosques beneficien directamente a las iniciativas climáticas lideradas por nuestras comunidades indígenas y locales”, dice la declaración. “Por lo tanto, estamos listos para asociarnos con cualquiera que busque, de buena fe, evitar la destrucción de los bosques y la violencia contra nuestros pueblos y territorios. Pero cualquier propuesta debe comenzar con el reconocimiento y respeto de nuestros derechos territoriales, ya que somos los mejores protectores de los bosques. No aceptaremos nada menos.”

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here